No soy queer, soy negrx, mis orishas no leyeron a J. Butler- yos (erchxs) piña narváez

“No soy queer, soy negrx, mis orishas no leyeron a J. Butler” realiza una crítica y deconstrucción de lo queer, y la teoría tullida/monstruosa, así como de la blanquitud en tanto espacio hegemónico que construye los imaginarios de lo erotizable y lo no erotizable. Quien habla en este texto lo hace desde su cuerpo etnoracializado, migrante, negrx. “No soy queer, soy negrx, mis orishas no leyeron a J. Butler”, según nos confiesa su autorx formua “una crítica al discurso gay/queer resaltando expresiones locales caribeñas para encarnar las disidencias sexuales”. Para ello se apropia del concepto de “la oshunalidad” acuñado por Zelaika Hepworth, afrojamaiquina e investigadora en estudios decoloniales y sexualidad. La “oshunalidad” como una forma multiepistémica-ancestral y divina de sentir-entender-vivir. También apuesta por expresiones no blancas de relacionarnos, abrazarnos, construir el placer desde el manto de Oshun.

Zineditorial

Versión para leer:

No soy queer, soy negrx. lectura

Ver la entrada original

Autor: afromodernidad

Intelectual afrocubano, activista contra la homofobia y la discriminación racial. En el 2007 obtuvo el premio Casa de las Américas en ensayo artístico literario por su libro Los juegos de la Escritura o la (re) escritura de la Historia. Ha publicado otros libros como: El gran mundo (cuentos), Virgilio Piñera. Un hombre una Isla (Premio UNEAC de ensayo, 2000) La cuentística de El Puente o los silencios del canon narrativo cubano (Aduana Vieja, 2016) y Por una Cuba negra. Literatura, raza y modernidad en el XIX (Editorial Hypermedia, 2017).